En México, la facturación electrónica pronto se convertirá en un requisito obligatorio para todas las empresas, sean personas físicas o morales. Y aunque los empresarios suelen ser temerosos con respecto al cambio de las facturas en físico a la emisión de la factura electrónica, hay tres razones que muestran lo ventajoso de este cambio.

Así las cosas, las principales ventajas son:

1. El ahorro en los costos de facturación es la razón principal por la que las empresas, aun si son muy pequeñas, deben implementar la factura electrónica.

2. Se ahorra tiempo de operación, pues son casi a prueba de errores de dedo. Capturar los datos para una factura toma más tiempo que realizarla de manera automatizada.

3. La empresa se abre paso en la preferencia de los clientes. Algunos de ellos, sobre todo los grandes, han cambiado ya sus esquemas de operación contable y han migrado totalmente a la factura electrónica.

Por admin