Según el artículo que aquí presentamos «una de las mejores prácticas que incorpora la implantación de un gestor documental es evitar la utilización del correo electrónico como mecanismo para revisar, compartir, validar un documento.

En el momento en que ya tengo mi gestor documental implantado en mi empresa, ¿Por qué utilizar el correo electrónico para estas cosas? El correo electrónico tiene problemas importantes para ser utilizado en este caso:

– Sencillamente el correo electrónico no es una herramienta de gestión documental. 

– Por el propio funcionamiento de un cliente de correo, es difícil seguir el rastro de la actividad realizada sobre cada documento enviado.

– Ocasiona problemas de espacio y de localización del documento.

Por admin