Nueve meses después de la compra de divine, FatWire parece haber integrado perfectamente Content Server en su estrategia de producto y haber ganado una gran estabilidad como compañía gracias a aquella adquisición. Esa es al menos la conclusión de un informe elaborado por la consultora independiente CAP Ventures.

CAP Ventures, firma de consultoría estratégica especializada en la realización de informes sobre tecnologías y servicios de la comunicación, ha publicado recientemente un análisis sobre la evolución de FatWire y su posición en el mercado de los sistemas ECM desde la adquisición de divine en junio del pasado año 2003.

En dicho informe se resalta el hecho del elevado número de clientes que FatWire ha logrado mantener tanto de una como otra compañía desde que la compra se hiciera efectiva. CAP Ventures califica de «logro impresionante» la permanencia del 99 % de los 400 clientes con los que contaban conjuntamente ambas compañías en el momento de la fusión, sobre todo teniendo en cuenta la actual consolidación y los índices de reemplazos en este mercado.

La integración de las tecnologías y productos de ambas compañías es también motivo de comentarios positivos en este documento. En el análisis sobre la oferta de producto actual por parte de FatWire, la consultora resalta como acertada la decisión de integrar las funcionalidades de UpDateEngine, centrarse en el Content Server y utilizar la marca de este último considerando su mayor reconocimiento en el mercado.

El autor del estudio considera que finalizada la integración y desarrollado un producto conjunto que supera a ambos predecesores, FatWire puede ahora focalizar sus recursos tanto de desarrollo como en marketing en la ampliación de su mercado, en la que considera será de mucha utilidad las posibilidades que ofrecen los acuerdos tecnológicos logrados con BEA, SUN, Computer Associates o IBM. Al referirse a esta posibilidad de crecimiento CAP Ventures recomienda la continuación de la actual estrategia de FatWire consistente en minimizar el riesgo de sus clientes comenzando por pequeñas implementaciones con un retorno de la inversión fácilmente comprobable en un corto periodo de tiempo para, una vez ganada la confianza y la experiencia tras un primer conocimiento, expandir sus tecnologías a otros ámbitos en las organizaciones.

CAP Ventures finaliza su análisis mencionando alguno de los últimos importantes clientes de FatWire como The New York Times y Men’s Wearhouse, concluyendo con una valoración altamente positiva del movimiento estratégico que supuso la compra de divine, que si bien considera que no la hace automáticamente una compañía de primer orden por cuestión de mero tamaño, sí le ha aportado la suficiente masa crítica como para poder competir por cuentas de clientes importantes y ganarlas.

Pinche aquí para visitar nuestro FORO y comentar esta información.

Por admin