El artículo que aquí presentamos explica que a diferencia de otras herramientas de optimización administrativa, la gestión documental no es exclusiva de ciertas dinámicas de trabajo y es adaptable a múltiples variantes, entornos y necesidades. Así, los sistemas de gestión documental, no sólo son capaces de adaptarse a las necesidades de manejo de archivos de una organización, sino también a las tendencias del mercado y las formas en que los usuarios lo utilizan.

Para ver la noticia completa, siga este enlace
 

Por admin