El Departamento del Sheriff del Condado de Saginaw, en Michigan, EE.UU, pondrá a prueba un sistema de gestión de registros en la cárcel, que a su vez opera en colaboración con cerca de otras 50 penitenciarías en el estado. Así, las cárceles podrán ser capaces de intercambiar fácilmente información sobre los reclusos. Entre otras capacidades, el sistema podría evitar una fuga accidental de un preso en una cárcel que es buscado por cargos en otro condado.

Por ejemplo, esta base de datos hará un seguimiento de la historia clínica de un preso, sus características de comportamiento y los informes de incidentes en otros condados, entre decenas de otras cosas que hoy no son fácilmente compartidas entre las cárceles, dijo el teniente Robert B. Phelps, que supervisa el sistema.

Por admin