La compañía de soluciones empresariales EMC (www.emc.com) ha anunciado los resultados de su estudio “Pan-Europe Middle East and Africa (EMEA) IT transformation”, que revela que las TI son reconocidas como un factor esencial para el crecimiento de los negocios en 2013. La investigación destaca que las organizaciones encuestadas en la región EMEA están priorizando el crecimiento. De hecho, el 40% de los encuestados sitúa el desarrollo de nuevos productos como la principal prioridad del negocio, solo por detrás del aumento de ingresos (46%). Más abajo fragmentos del comunicado de prensa.

Además, la encuesta refleja cómo las compañías están adaptando sus infraestructuras TI para cumplir con las exigencias del mercado, tal y como sostiene el 59% de los encuestados que prevé modificaciones en sus procesos de TI en los próximos 12 meses.

Según esta investigación, realizada por Vanson Bourne, dos drivers serán los más importantes para el cambio: big data y cloud computing. Casi la mitad de los profesionales consultados en EMEA (47%) afirma que big data creará una división entre ganadores y rezagados, mientras que el 46% opina que cloud computing superará a las arquitecturas de TI tradicionales en su organización en un espacio de tres años. Las organizaciones consultadas en Arabia Saudí (75%) y Turquía (60%) son las que se muestran más de acuerdo con esta afirmación, mientras que Rusia (32%) y la República Checa (26%) son las que menos.

En general, los participantes en el estudio –con los países emergentes a la cabeza- confían en alinear con éxito las prioridades de TI con los objetivos del negocio. Marruecos (89%) y la República Checa (88%) son los más positivos en este sentido, mientras Bélgica-Luxemburgo (65%) y Finlandia (62%) se muestran con menos confianza.

Las organizaciones encuestadas en Europa, Oriente Medio y África (78%) se muestran seguras de contar con las habilidades necesarias para alcanzar sus prioridades de TI, con Turquía y Marruecos (87%), Países Bajos y Polonia (84%) y Austria (83%) liderando la lista. Del estudio también se desprende que estas capacidades se orientarán necesariamente hacia tecnologías de big data y cloud computing.

Más de la mitad de las organizaciones (56 por ciento) coinciden en señalar que cloud computing está creando nuevos roles y responsabilidades en los departamentos de TI. Los profesionales consultados en Turquía (72%) y Marruecos (70%) son los más convencidos, frente a Alemania (33%) y Austria (22%).

También cabe destacar que una representación importante de los encuestados en los mercados emergentes (23%) se inclina por desplegar soluciones de big data, superando en expectativas a los mercados desarrollados (18%). Rusia (56%) y Sudáfrica (40%) se sitúan en las primeras posiciones de un raking cuya parte baja ocupan Finlandia e Italia, con un 19% ambos.

Es menos probable que los países desarrollados aprovechen los beneficios de big data, ya que casi la mitad (48%) no tiene planes de implantar soluciones específicas de análisis masivo de información, en comparación con únicamente un tercio en los países emergentes (33%).

No sorprende que con big data y cloud computing aumentando su peso específico en las agendas corporativas, la seguridad y el gobierno TI despierten cada vez mayor atención entre los profesionales encuestados en EMEA. Esta circunstancia tiene lugar especialmente en los mercados emergentes (79%), pero también supone inquietud para los países desarrollados (75%). Concretamente, la seguridad, la gestión y el gobierno de la información es una de las cuestiones que más preocupa a los profesionales húngaros (89%), checos (88%) y marroquíes (87%), frente a belgas/luxemburgueses (26%) y finlandeses (44%).

Parece evidente que las organizaciones, según vayan apreciando el verdadero valor de los datos corporativos, la seguridad y el gobierno TI aumentarán progresivamente su protagonismo

Por admin