El proyecto, desplegado por un equipo de integradores, entre los cuales cabe destacar el partner de Liferay openTrends, permitirá al Ayuntamiento de la ciudad condal integrar, a medio plazo, a más de 13.000 empleados municipales con el objetivo fundamental de incrementar su productividad, mejorar su cohesión interna y dotarles de nuevos canales de comunicación interna.

A lo largo de 2009, los responsables municipales pusieron en marcha una primera implantación entre 2.000 trabajadores y, fruto de esa experiencia, introdujeron mejoras sugeridas por los propios usuarios, relativas a nuevos servicios y organización de la información. Ahora, la red se acaba de ampliar a 1.300 usuarios, que se vienen a sumar a los 800 que tenían acceso hasta el momento.

En esta ocasión, la migración ha afectado a los empleados de Institutos municipales y Museos de la ciudad. Hasta la fecha, estaban integrados en esta intranet los empleados técnicos, de la Gerència de Recursos Humans i Organització y la Gerència adjunta d’e-Administració i sistemes d’informació, así como del Institut Municipal d’Informàtica.

El objetivo final del proyecto es convertir la red informática del Ayuntamiento en un gran ecosistema abierto, que pueda utilizar su personal interno y todos aquellos profesionales que trabajan directa o indirectamente con el consistorio, a fin de agilizar los recursos de información. En un futuro, además, se integrarán nuevos servicios de intercambio seguro de información, así como nuevas funciones de colaboración y redes sociales.

Precisamente la  inclusión de funcionalidades de colaboración es una de las principales ventajas que la tecnología de Liferay permitirá introducir en la intranet municipal, con la posibilidad de crear diferentes grupos de trabajo, hacer uso de herramientas como foros, tablones de anuncios y notas, a través de los cuales los usuarios pueden establecer comunicaciones entre ellos.

Por admin