El concepto de truncamiento o compensación inmediata, a partir de la captura de la imagen del cheque, ya es una realidad y una tendencia mundial. La eliminación de la presentación física del documento es actualmente realizada en muchos países, acelerando de esta forma la compensación.

Es así que, a principios del año 2009, la FEBRABAN (Federación Brasileña de Bancos) definió, para el Sistema de Compensación de Brasil, las reglas y procesos que regirán el “Proceso de Truncamiento de Cheques” lo cual representó un cambio fundamental en el procesamiento de cheques en el país. 

 
El Banco Santander Brasil encomendó a IPSA adecuar la plataforma instalada conforme a la nueva normativa, lo que supuso un desafío enorme para el Banco, que debía cumplir estrictos plazos y requerimientos de la casa matriz, y al mismo tiempo mantener los excelentes estándares de servicio y proceso que son parte integral del mismo. Todo ello, cumpliendo con los estándares técnicos y de procedimiento exigidos por FEBRABAN.
 
Conforme a esta adaptación, a partir de noviembre de 2009 se unificó el sistema de compensación de los cheques del Estado de São Paulo para los dos Bancos en un único centro, en el que se procesan diariamente más de 1,4 millones de cheques, con picos que superan ampliamente esta cifra. Además, se ejecutan las diferentes fases definidas en el proyecto truncamiento con el fin de realizar la compensación de los cheques basado solamente en las informaciones transmitidas electrónicamente.
Los beneficios obtenidos con esta implantación han sido:
 
? Los cheques del estado de São Paulo de los bancos están digitalizados y preparados para el inicio del proyecto de truncamiento de cheques.
 
? Se ha centralizado el control de Firmas de los cheques en São Paulo, eliminando por un lado, que las sucursales realicen dicha actividad y además el tránsito físico de los cheques a las sucursales.
 
? Permite la consulta online de la imagen de los cheques a las Sucursales y hace posible que se entregue una copia de los mismos a los clientes en forma inmediata.
 
Atril es la plataforma tecnológica de IPSA para la captura, extracción, procesamiento, almacenamiento y consulta de datos, imágenes y documentos. Atril reduce los costes de transformación de las compañías que la adoptan, asegurando una gran eficiencia en sus procesos de negocio y un rápido retorno de la inversión. Actualmente, Atril® procesa cada año más de 1.600 millones de documentos en sus más de 2.000 instalaciones en todo el mundo.
 
Atril, además de ser una solución que satisface los requisitos establecidos por la normativa de la  FEBRABAN, es el punto de partida de una solución escalable, que facilita la adopción de tecnología de imágenes en otros procesos bancarios, de acuerdo con las expectativas de desarrollo normativo por parte de los órganos reguladores en otros procesos de compensación.
 
Atril ya es utilizado en todos los países de América Latina donde el procesamiento de truncamiento ha sido definido e implantando, mostrando su liderazgo en el sector.

Por admin