Fundado en 1942 por un grupo de farmacéuticos, Cenfarte cuenta con su propio departamento de Sistemas desde 1984, año en el que se lleva a cabo todo el proceso de informatización de la entidad. Gracias a esta apuesta por la tecnología, esta organización ha consolidado su posición en el sector farmacéutico y se ha convertido en sinónimo de modernidad.

Muchos han sido los proyectos tecnológicos que la organización ha acometido desde entonces. La automatización de su almacén, la gestión electrónica de los pedidos y la transmisión del stock en tiempo real, se sitúan entre los más importantes. Sin embargo, existían algunos aspectos relacionados con los procesos logísticos que hasta hace muy poco no habían sido abordados.
 
Cenfarte generaba mensualmente alrededor de 5.000 facturas. Cada una de ellas debía ser impresa y enviada por mensajero al cliente de la farmacéutica, lo que generaba un excesivo consumo de papel. “La dirección está muy comprometida con el medio ambiente y creyó necesario implantar algún tipo de solución que permitiera la generación y envío por email de facturas electrónicas. Solo de ese modo podríamos automatizar este proceso y cumplir con uno de los mayores objetivos de la compañía: el de acabar con las impresiones e implantar una verdadera oficina sin papel”, ha asegurado Daniel de la Peña, responsable de Sistemas de Cenfarte.
 
Para dar un primer paso, la organización barajó diferentes opciones de facturación electrónica. Finalmente, se decantó por DocPath Business Pro Suite.
 
El proceso de implementación comenzó en enero de 2010 y tan solo dos meses más tarde, la solución ya estaba funcionando a pleno rendimiento. Para dar a conocer este nuevo servicio a sus clientes, Cenfarte organizó una campaña de concienciación donde explicaba los beneficios de la nueva forma de facturación. “En poco más de dos meses hemos conseguido que el 10 por ciento de nuestros clientes acepten recibir nuestras facturas por email y de aquí a final de año esperamos que una de cada dos farmacias sigan este procedimiento”, indica Daniel de la Peña.
 
Aunque todavía es pronto para hacer una valoración pormenorizada, Cenfarte ya ha comenzado a obtener los primeros retornos de su inversión.
 
Las farmacias no son las únicas beneficiadas con este sistema. Solo en dos meses, la compañía ha conseguido ahorrar 3.000 euros en papel y tinta. Un ahorro que se incrementará a medida que el resto de sus clientes se acojan al nuevo sistema. Según cálculos de la propia organización en un año podrían dejar de emitirse 120.000 hojas de papel.

Por admin