Un cuarto de los profesionales de la impresión están poco seguros de lo que web-to-print puede ofrecer. El sector europeo de impresión se encuentra dividido entre los innovadores que adoptan entornos de Internet y los que rechazan las tecnologías basadas en web.

El  número de compañías con soluciones web-to-print crecerá un 68% durante los próximos cinco años, según el estudio encargado por Canon, llevado a cabo por InfoTrends. Sin embargo, el estudio, que es el primero en analizar el mercado paneuropeo de web-to-print, también revela que la industria de impresión está dividida casi a partes iguales entre los más ambiciosos que adoptan el potencial de las tecnologías relacionadas con Internet, y aquellos que rechazan web-to-print o no están seguros de su efectividad.

 El estudio, basado en 652 entrevistas con comerciales de impresión, especialistas digitales, copisterías y oficinas de impresión en 13 países europeos, revela que casi un tercio tiene actualmente una solución web-to-print. Sin embargo, se estima que esta cifra crezca más de dos tercios en cinco años cuando alrededor de la mitad de los impresores comerciales europeos tendrán web-to-print.

Los que tienen actualmente una solución web-to-print reciben un volumen medio del 14% de su trabajo a través del sistema, pero anticipan claramente un incremento en la demanda en los próximos años ya que los clientes se acostumbrarán al encargo online. Tanto es así que hacia 2010 los europeos esperan que los impresores con sistemas web-to-print, de media, reciban más de un tercio de su volumen de impresión a través de aplicaciones basadas en web – un incremento del 264%. Es más, InfoTrends estima que el volumen de trabajo presentado vía web-to-print supondrá unos 10.500 millones de euros en 2010.

Aunque la gama de aplicaciones web-to-print basadas en Internet actualmente disponible en el mercado es enorme, la mayoría de los impresores ofrecen funcionalidad basada en web básica. Por ejemplo, el 90% de las empresas de impresión europeas con sistemas web-to-print dijeron que actualmente ofrecen o planean ofrecer en un futuro próximo, la opción de que sus clientes envíen archivos preparados para impresión a través de las principales tiendas virtuales. La misma proporción van a aceptar o se plantean aceptar las peticiones del cliente para un presupuesto online, mientras que el 84% dijeron que lo utilizaban o lo utilizarían para hacer pruebas de los trabajos online. Los productos más comunes ofertados vía web para imprimir son materiales de marketing, ofertados por casi 8 de cada 10 impresores con tales sistemas, seguidos de  documentación de oficina (69%), catálogos (56%), manuales (53%) y publicidad directa (50%).

Sin embargo, parece que es menos probable que los impresores europeos ofrezcan aplicaciones más complejas, web-to-print automatizadas o aplicaciones de dato variable. Sólo más de un cuarto de los que tienen un sistema web-to-print actualmente proporcionan presupuestos automatizados vía una interfaz web, una cifra que supera el 62% si se incluyen aquellos que planean hacerlo. Una proporción idéntica (28%) actualmente ofrece a sus clientes campañas de marketing integrado utilizando impresión y URLs, que se incrementa hasta el 55% si se incluye a aquellos que lo están planeando. La función web-to-print menos común fue la capacidad de hacer mailings en la web, con un 26% que actualmente lo hacen y con más de un quinto que tiene planeado hacerlo, lo que da un total de 48%.

Sin embargo, el estudio también revela que hay algo de confusión sobre el término “web-to-print”, con un cuarto (26%) de los profesionales europeos de la impresión admitiendo que no estaban seguros de lo que significaba. Sin embargo, cuando se trata de entender web-to-print los países nórdicos van por delante. Sólo el 10% de los finlandeses profesionales de la impresión admitió que no entendían lo que significaba, seguidos de los daneses (12%), noruegos (16%) y suecos (18%). Por el contrario, el 40% de los profesionales de la impresión británicos no estaban seguros, así como el 46% de los franceses, y los menos al tanto, o quizá los más honestos, fueron los belgas (48%). 

Quizás sorprendentemente, el estudio revela una industria europea de impresión que parece estar dividiéndose en dos, entre las compañías ambiciosas con conocimientos de tecnología, que ya tienen, o planean introducir, web-to-print y aquellas que aún no han adoptado estas soluciones.

De todas las compañías europeas de impresión que aún no tienen planes de invertir en web-to-print, la mayoría (52%) actualmente utilizan email y FTP para recibir trabajos de los clientes, y muchos (47%) sienten que la necesidad de una solución web-to-print está anulada por otros medios digitales, como CDs y USBs. Otras barreras para entrar incluyen el coste (25%), la carencia de aplicaciones de impresión adecuadas (25%), carencia de posibilidades de TI (21%), falta de aceptación del cliente (20%), carencia de posibilidades de automatización de procesos (15%) y preocupaciones sobre la seguridad de los servicios basados en web (10%). Sólo el 17% de los que no tienen planes de instalar una solución web-to-print aseguraron que era porque no creen en el concepto.

VISITA NUESTROS FOROS ESPECIALIZADOS EN IT Y DISCUTE ESTE ARTICULO / NOTICIA CON PROFESIONALES COMO TU: http://www.foros-it.com

 

 

Por admin