El contrato, con una duración de 10 años, incluye la puesta en marcha de toda una nueva tecnología de última generación, así como la explotación, el mantenimiento y todos los servicios asociados.

El proyecto contempla la definición y el desarrollo de la nueva cédula de identidad electrónica, del pasaporte electrónico y el salvoconducto de frontera de Arica-Tacna, así como los servicios a terceros para validar la identidad de los ciudadanos. Indra será responsable de la implantación de toda la infraestructura de alta disponibilidad necesaria para la generación de los nuevos documentos. Ésta incluye dos data centers y dos fábricas de personalización de documentos, que quedarán en propiedad del Registro Civil una vez que finalice el contrato, así como la infraestructura tecnológica para todas las oficinas que el Registro Civil tiene en las 15 regiones de Chile y para sus 141 consulados.

Todos los componentes necesarios para la gestión de los documentos electrónicos serán implantados por la compañía, desde el software que soporta la aplicación de expedición, a la dotación de una Infraestructura de Clave Pública (PKI), y una solución de personalización biométrica de huella dactilar y reconocimiento facial.

Indra también se encargará del sistema de atención a usuarios y de los sistemas y servicios de atención a terceros, así como de la explotación, soporte y mantenimiento de todos los sistemas durante los 10 años de contrato.

El proyecto contará con tecnología de vanguardia en identificación electrónica y biometría. Las nuevas cédulas estarán dotadas de un microchip, que proporcionará mayor seguridad y mejores funcionalidades para los ciudadanos, y que incluye certificados digitales para la firma electrónica y autenticación que serán el motor tecnológico de la nueva Administración electrónica. Además, y como aspecto diferenciador frente a otras soluciones ofertadas en la licitación, Indra incluirá la foto en color, con una estructura de capas químicas y medidas de seguridad de última generación que garantizan los 10 años de durabilidad.

En cuanto al software de la aplicación a implementar en el Registro Civil, que incluye la gestión de toda la seguridad, el sistema de back office, la atención a usuarios, el bloqueo de los documentos y toda la gestión de la información, ha sido valorado por el cliente con la máxima puntuación técnica, al igual que la solución para el salvoconducto de Arica-Tacna y la cédula identidad.

En una primera fase, Indra implementará la nueva tecnología, hará entrega al cliente de los nuevos documentos y habilitará 110 oficinas, que reciben el 80% de las solicitudes de cédulas. Entre ellas se encuentran las 60 oficinas que gestionan el 100% de las solicitudes de pasaportes y las 5 oficinas para gestionar el nuevo salvoconducto de Arica.

Indra realizará las pruebas necesarias con la puesta en operación de tres oficinas completas en Santiago, Valparaíso y Rancagua.

La segunda fase del proyecto comprende la habilitación de las 426 oficinas restantes, en el plazo máximo de un año, y la operación, explotación y mantenimiento de los sistemas a partir de 2012 durante el resto de los años de vigencia del contrato.

La implantación de los documentos de identificación electrónicos no sólo otorga una identidad física inequívoca a los ciudadanos, sino que facilita su identificación segura en medios electrónicos y, de este modo, impulsa la Sociedad de la Información.

Entre las ventajas de las que se beneficiarán los ciudadanos chilenos gracias a los nuevos documentos, cabe destacar la realización de trámites y el acceso a nuevos servicios avanzados de Administración electrónica, más rápidos, menos costosos y más sostenibles ecológicamente. Además, la firma electrónica permitirá reducir el fraude e incrementará la seguridad de las transacciones económicas y comerciales por Internet, con lo que las dinamizará y fomentará la confianza de los usuarios.

La mayor seguridad de los nuevos documentos, que permite la comprobación en tiempo real de los datos biométricos del individuo, es un aspecto fundamental para las Fuerzas de Seguridad en su lucha contra la delincuencia. Además, facilita la interoperabilidad con proyectos de identificación digital de ámbito internacional, como por ejemplo, los pasos rápidos de fronteras basados en documentos electrónicos e identificación biométrica.

Por admin