El autor del artículo asegura que la cantidad de documentación producida por las organizaciones está creciendo de forma exponencial, lo que provoca que la infraestructura de almacenamiento crezca de la misma manera.

Otro problema es cuando las compañías no instalan soluciones de almacenamiento y deciden conservar la documentación directamente en el sistema de gestión de contenido, donde se corren muchos riesgos de cara al cumplimiento de las legislaciones.

En el artículo, Steve Jones ofrece algunas recomendaciones para solucionar este tipo de problemas.

Por admin