Esker (www.esker.com), compañía especializada en soluciones de automatización de procesos documentales, ha anunciado que a pesar de las difíciles condiciones del mercado, ha realizado el mejor cuarto trimestre de su historia en términos de resultados, así como su mejor año fiscal. Los ingresos por ventas para 2012 alcanzaron los 40 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 11% sobre el año anterior a tipo de cambio actual; por lo que respecta al cuarto trimestre, se saldó con un 9% de crecimiento, al mismo tipo de cambio, con respecto al mismo período de 2011. Más abajo fragmentos del comunciado de prensa.

Durante este período de incertidumbre económica, las compañías a menudo buscan flexibilidad y la máxima productividad de sus gastos en sistemas de información. En este sentido, las soluciones basadas en Cloud vienen a responder a este desafío, ayudando a reducir las inversiones iniciales y los costes operativos, además de asegurarse la continua actualización del software. Organizaciones de todos los tamaños y de todos los mercados se han decantado decididamente por las soluciones en la Nube, en detrimento del software bajo licencia.

Así, mientras las ventas de software en modelo tradicional se estancan, las soluciones Cloud siguen creciendo. En consecuencia, los ingresos recurrentes que generan las soluciones en pago por suscripción se incrementaron en el cuarto trimestre un 24,3% y un 22% para todo el año, lo que representa un volumen de 20 millones de euros. Dado el ritmo de firma de nuevos contratos de servicios bajo demanda, este crecimiento tenderá a continuar en los próximos años. Gracias al posicionamiento estratégico y a los planes de desarrollo establecidos en 2005, Esker se está beneficiando de este fundamental cambio en el negocio TI, situándose en una situación de significativa ventaja competitiva.

Como mínimo, Esker prevé mantener los niveles de rentabilidad que obtuviera en 2011. Las fuertes ventas en 2012, unidas a un riguroso control de gastos, permitirán a Esker una rápida transición hacia el modelo basado en Cloud.

A 31 de diciembre de 2012, el efectivo de la compañía se sitúa en 11,1 millones de euros, frente a los 10,7 millones registrados a la misma fecha de 2011. Este cash altamente positivo permite a Esker gozar de autonomía financiera para invertir en sus desarrollos al tiempo que continúa con su política de pago de dividendos y sus programas de recompra de acciones.

En cuanto a als previsiones para 2013, la compañía tiene a consideración tres factores principales –ingresos recurrentes (un 70%), la entrada en vigor de contratos firmados durante 2012 y el continuo crecimiento de las soluciones Cloud- sitúan a Esker en disposición de crecer en torno a un 10% en 2013. Los ingresos progresivos por ventas, combinados con una cuidadosa gestión de las inversiones permitirán a la compañía generar resultados operativos positivos en 2013.

Por admin