En la mayoría de las organizaciones en las que he trabajado como consultora en gestión documental, uno de los temas prioritarios a solucionar es como gestionar el correo electrónico. El crecimiento exponencial del uso del correo electrónico tanto para la comunicación externa como interna se ha aceptado normalmente sin planificar de forma corporativa cual es el uso y la forma de gestionarlo a lo largo del tiempo. En la mayoría de las organizaciones la responsabilidad sobre cómo gestionar los correos electrónicos descansa sobre los usuarios, y por eso es frecuente encontrar que en una misma organización conviven “n” formas de utilizar y gestionar el correo electrónico, derivadas por las distintas interpretaciones realizadas por los usuarios finales.

Para ver la noticia completa, siga este enlace
 

Por admin