La necesidad existente en los EE.UU. de cumplir con las nuevas regulaciones en lo referente al archivo y gestión de documentos empresariales está siendo últimamente el principal motor de alianzas y nuevas estrategias de producto en todo el sector. Filenet ha sido la última compañía en sumarse a este movimiento al anunciar el lanzamiento de nuevas aplicaciones que ayudan a cumplir la ley en el nuevo entorno legislativo.

Los movimientos estratégicos de las compañías de sistemas de gestión de los contenidos empresariales no son de extrañar. Cumplir con las nuevas reglamentaciones surgidas a consecuencia de la última ola de escándalos financieros y empresariales no es un elemento de estrategia empresarial que pueda ser discutido o postpuesto, se trata, al contrario, de una necesidad perentoria, y por tanto prioritaria.

Filenet, empresa especializada en soluciones de gestión de contenidos empresariales, ha sido la última compañía en anunciar el lanzamiento de aplicaciones que ayudan a cumplir las nuevas leyes federales y estatales al respecto, así como con las reglamentaciones sobre los informes financieros a la  Securities and Exchange Comisión. Aunque de hecho Filenet ya había lanzado al mercado algún tipo de aplicación con este mismo fin, la compañía ha anunciado que en esta ocasión se tratará de aplicaciones dirigidas específicamente a determinados sectores industriales, tal como ha hecho también recientemente su competidor Documentum.

Responsables de Filenet han adelantado a este respecto que en las próximas dos semanas anunciarán los detalles del acuerdo alcanzado con otras tres compañías, Bearing Point, BEA Systems y Network Appliance, para la venta y distribución de los nuevos paquetes de software. A grandes rasgos, este acuerdo supone que Bearing Point ofrecerá los servicios de consultoría, BEA Systems proveerá del software que enlazará las aplicaciones de Filenet con las bases de datos, y finalmente Network Appliance se encargará de los equipos de almacenamiento que han de guardar la información archivada.

Se trata, según la mayor parte de analistas de este mercado, de una estrategia que obedece a la respuesta de Filenet ante el movimiento de competidores como Vignette con la compra de  Tower Technology, desarrollador de software diseñado para el cumplimiento de las nuevas reglamentaciones, y del gigante del hardware de almacenamiento EMC y su adquisición de Documentum.

Por admin