Ambas soluciones tienen como principal meta ofrecer una mayor agilidad de respuesta en caso de litigio y del cumplimiento de la conformidad legal, al mismo tiempo que se integran con facilidad a los diferentes sistemas de las organizaciones.

Con la integración de la capacidad de análisis en el producto, IBM pretende que sus clientes puedan conocer con mayor precisión la información que debe ser conservada y cómo actuar en consecuencia para establecer una estrategia legal dentro de la organización.

Por admin