Desde que KLM lanzó su primer web en 1996, sus sitios han evolucionado de meras plataformas informativas a canales de venta online destinadas a clientes en más de 60 países. Con el objetivo de seguir potenciando la venta online de sus vuelos, KLM mejora constantemente el diseño de sus web con diseños cada vez más amigables y contenidos adaptados de forma local sin perder por ello de vista la consistencia de marca.

Este caso precisamente describe brevemente el importante reto que supuso el cambio hacia la utilización de internet como plataforma de venta para unos e-clientes cada vez más conocedores del nuevo medio y, por lo tanto, más exigentes en cuanto a usabilidad y eficiencia.

Por admin