En 1999, el responsable de un gran grupo de trabajo para facturación electrónica predijo que el 95% de las facturas en papel de EEUU del Fortune 500 se transformarían en facturas electrónicas para 2002. Tras 10 años, dicha predicción sigue sin cumplirse, aunque ha habido importantes avances tecnológicos que pueden ayudar a reducir costes en las cuentas de pago y
mejorar los tiempos de proceso.

Una encuesta anual sobre adopción de tecnologías en Pago de cuenta (AP por las siglas en inglés) realizada por RECAP Inc. durante 10 años, desde 1998 hasta 2007, detectó que dicha incorporación de tecnologías está tardando mucho más de lo que debería. En entrevistas de seguimiento con participantes concretos, se descubrió que muchas firmas descartan repetidamente sus iniciativas clave de automatización, independientemente de la presión por reducir costes y reducir el tiempo de proceso de AP, el tiempo que se tarda desde la recepción de una factura hasta que se paga. Por lo general, el 80 por ciento del trabajo realizado en el pago de cuentas está asociado al procesamiento de facturas. Más del 99,9% ciento de las facturas se preparan utilizando ordenadores, aunque la amplia mayoría de ellas se procesan posteriormente mediante la introducción manual de la información desde un documento de factura en papel a un sistema automatizado para el proceso y pago.
 
 
Acceda al artículo completo a través del archivo adjunto
 

Por admin