La cínica inglesa White Rose Surgery quería ofrecer a sus pacientes nuevos servicios y mejorar la calidad de los ya ofrecidos. Para ello necesitaba urgentemente nuevas instalaciones, pero la falta de espacio y la imposibilidad de ampliar los existentes con nuevas construcciones impedían el deseado crecimiento. Mientras tanto, los más de 10.000 documentos clínicos que la clínica tenía necesidad de tener a mano ocupaban un gran espacio cuyo única función era la de almacenar papeles..

Era el momento de pasar a hacer realidad una aspiración que la clínica había estado considerando durante años: hacer desaparecer el papel de todos sus procesos. La solución vino de mano de Elison, compañía especializada en tecnologías de digitalización documental, tal como explica este caso.

Por admin