Con este sistema la compañía podrá obtener una mayor optimización en la gestión del flujo documental con el cliente, una mayor eficiencia en los tiempos de respuesta, así como una reducción del espacio dedicado al almacenamiento de documentos.

Por otra parte, se suprimen los riesgos de pérdidas, de extravío de los documentos y permite ahorrar en papel, ya que se elimina la realización de faxes o fotocopias, lo que conlleva menor impacto medioambiental.

Por admin