Uno de las principales dificultades a las que se enfrentaba EDC era la diversidad de sus sistemas tecnológicos y su tamaño, pues se encuentra ubicada en más de 35 países, lo que significaba que no contaba con un sistema unificado del correo, lo que implicaba un alto coste de almacenamiento y la pérdida de información.

Con la implantación de Mimosa NearPoint, la organización ha logrado centralizar toda la gestión de correos electrónicos, separando aquellos mensajes de importancia de otros que pueden incluirse en un almacén aparte, donde puedan conservarse en caso de requerirse.

Para leer la noticia completa en inglés haga clic aquí

 

Por admin