Más de la mitad de las PYMEs carecen de políticas específicas para el archivo de e-mails y desconocen los cambios legales que se han producido en esta área, en los últimos años.

Esta solución, que usan más de 10.000 PYMEs para gestionar el archivo de sus correos electrónicos, ahora incluye acceso Offline a su conjunto de funcionalidades, permitiendo que los usuarios busquen los e-mails archivados incluso fuera de la oficina.

GFI MailArchiver es una solución para el archivo de correos electrónicos diseñada para las pequeñas y medianas empresas. Este software archiva todos los e-mails corporativos, reduce la dependencia de los problemáticos archivos PST y la necesidad de gestionar estos archivos, a la vez que permite que los empleados accedan a sus antiguos e-mails eliminados en cualquier momento y desde cualquier ubicación.

Los administradores ya no están obligados a comprometer el tamaño de los buzones de correo ni las prestaciones de Exchange. Con GFI MailArchiver, los usuarios se benefician de un buzón de tamaño casi ilimitado, ya que el software archiva los correos en una base de datos SQL y no en Exchange. Con menores demandas de almacenamiento, una capacidad de Exchange más pequeña y sin rastro de archivos stub, los administradores notarán un incremento importante en cuanto al rendimiento.

Esta solución también ayuda a las organizaciones a cumplir con los requerimientos legales y con eDiscovery.

En cuanto a sus capacidades para el acceso a e-mails archivados incluso cuando los usuarios se encuentran fuera de la oficina, la versión 6.1 de MailArchiver ha ampliado la funcionalidad de su conector de Outlook. Esta nueva funcionalidad ofrece al usuario la posibilidad de acceder a una cantidad de e-mails (30 días por defecto) configurados por el administrador y que se guardan en caché en el cliente. Al contrario que los archivos PST, difíciles de gestionar y que en ocasiones sufren daños, causando la pérdida de la información, el caché que se crea en el cliente se puede reconstruir completamente y se gestiona de manera automática por GFI MailArchiver.

Para los negocios de todo el mundo, el correo electrónico se ha convertido en el primer medio de comunicación, aunque todavía son muchos los que subestiman la necesidad de archivar la correspondencia electrónica. Un estudio llevado a cabo por GFI Software en Reino Unido el pasado mes de marzo, reveló que sólo el 41% de las PYMEs tiene alguna política que establezca dónde se deben archivar los e-mails. Además, el 50% de los 269 encuestados mostró una preocupante falta de conocimiento sobre los importantes cambios legislativos y de conformidad que se han producido en esta área en los últimos cinco años, así como el mayor riesgo de responsabilidad si los correos electrónicos no se archivan correctamente.

Una vez instalado GFI MailArchiver, los e-mails se almacenan en una base de datos central, reduciendo así las necesidades del servidor de correo, así como de los archivos PST para guardar los e-mails. GFI MailArchiver asegura que todos los correos corporativos almacenados están a prueba de manipulaciones y son accesibles en cuestión de minutos si son requeridos por razones legales o de conformidad.

VISITA NUESTROS FOROS ESPECIALIZADOS EN IT Y DISCUTE ESTE ARTICULO / NOTICIA CON PROFESIONALES COMO TU: http://www.foros-it.com

 

Por admin