Los daños relacionados con desastres naturales como los causados por el reciente huracán Katrina se miden siempre en cientos o miles de millones de dólares. A los dramas personales por la pérdida de vidas y de pertenencias personales, se suma siempre el drama económico de la pérdida de empresas y negocios.

Los actuales sistemas tecnológicos permiten hoy evitar la pérdida de uno de los principales activos en muchas organizaciones modernas, la información, tal como describe este artículo publicado por CIO Decisions a partir de ejemplos relacionados con el reciente Katrina.

Por admin