En cuanto a si los registros de los pacientes pueden ser mantenidos de forma segura en la nube, la pregunta número uno es si la información estará segura, tanto en sí misma como en relación con los sistemas actuales de registros de pacientes. El actual aluvión de ciberataques contra organizaciones, como el Hospital NHS del Reino Unido, ha puesto de relieve el hecho de que no hay datos completamente seguros.

Otro debate es quién y cómo tiene acceso a los datos. Así, los registros de los pacientes en la nube pueden ser un gran interrogante ante desafíos muy reales, no sólo relacionados con la seguridad y la gobernanza, sino también con la integración de datos y la consiguiente falta de normas. Mientras tanto, las cuestiones de la ética del paciente y el potencial de uso indebido de datos sin duda surgirán.

Por admin