El proyecto se encuadra dentro de los objetivos de Remica en cuanto a satisfacción de clientes, así como eficiencia y ecología. A ello se unía la necesidad de cumplir con las normativas de la Comisión Europea sobre la adopción del formato XML-Facturae para toda organización que tenga que enviar facturas a clientes del sector público.

La compañía apostó por la solución de factura electrónica Esker DeliveryWare y para su implantación contó con los servicios de Birchman Consulting. La solución permite automatizar la generación de facturas en formato electrónico, partiendo del flujo en SAP hacia Esker DeliveryWare con la ayuda de una impresora virtual que genera los formatos de factura firmada en PDF y, finalmente, enviados de forma automática por correo electrónico a cada uno de los clientes. El volumen anual de facturas ronda los 10.000 documentos.

Esker DeliveryWare permite adaptar el proceso de creación de facturas, normalmente centralizado y difícil de modificar, al capturar y procesar las facturas procesadas en las aplicaciones SAP y convertirlas en varios formatos requeridos por los usuarios: fax, correo postal, certificados electrónicos y formatos XML propietarios.

Tras la implantación, Remica envía sus facturas electrónicas a un 20% de sus clientes. Los beneficios de la factura electrónica para Remica son numerosos, desde el cumplimiento de la normativa, y mayor satisfacción de los empleados, a la rapidez y precisión en la recepción de facturas por parte de sus clientes, cobros más rápidos que redundan en una mejora de la tesorería de la empresa, mejor atención al cliente y seguridad garantizada.

Por admin