Ricoh ha simplificado al máximo la interfaz para que se pueda operar cómodamente desde el panel del equipo a través de un menú al alcance de cualquier usuario, que permite digitalizar facturas a doble caja o de más de una hoja así como trabajar por lotes con separación automática de facturas.

La Agencia Tributaria no permite correcciones una vez se ha creado la imagen escaneada y con otros escáneres de sobremesa no es posible asegurar que la imagen no ha sido modificada antes de importarla al sistema.

Ricoh ofrece también sus servicios de formación avanzada a sus clientes para conocer más en profundidad el funcionamiento de la aplicación y el procedimiento de la digitalización certificada para aprovechar al máximo todas las funcionalidades del equipo.

Por admin