Desde 2009, las nuevas regulaciones requieren la firma de un acuerdo entre el proveedor y las autoridades sanitarias locales. Para el proveedor, esto implica: la exención de cualquier litigio, la exención de los intereses acumulados hasta 180 días y el requerimiento de enviar las facturas electrónicamente a un sistema central que las dirige, a su vez, a las autoridades pertinentes a través del mismo método. Por otra parte, las autoridades sanitarias se responsabilizan de resolver las reclamaciones en un período de 120 días y a pagar la cantidad debida en 180 días desde la fecha de envío de la factura electrónica, así como a asistencia técnica en la región.

Roche Italia requería una solución que le permitiera beneficiarse y cumplir con las nuevas especificaciones del sistema propuesto por el gobierno del Lacio y, más importante, que pudiera adaptarse a cualquier iniciativa futura de facturación electrónica. Esker DeliveryWare permite a los clientes adaptar el proceso de creación de facturas, normalmente centralizado y difícil de modificar, al capturar y procesar las facturas procesadas en las aplicaciones SAP y convertirlas en varios formatos requeridos por los usuarios: fax, correo postal, certificados electrónicos y formatos XML propietarios.

La implementación de una solución de gestión automatizada de documentos se planificó con el objetivo de integrar un archivo electrónico de documentos –una estrategia que será ampliada y finalizada en 2010. “La plataforma Esker DeliveryWare nos ofrece la flexibilidad necesaria para gestionar los distintos canales de distribución que usamos a diario”, afirma Benedetto Scamarcia.

El sistema comenzó a funcionar en tan sólo un mes y medio, cumpliendo con todos los requerimientos del gobierno del Lacio sobre facturación electrónica y sin encontrar ningún obstáculo. Se prefirió adoptar una solución local para la subsidiaria italiana en vez de implementar una solución sobre el sistema centralizado SAP ubicado en Suiza, lo que hubiera sido extremadamente largo y laborioso. Destacan también otros beneficios como la independencia en el proceso de distribución, la creación de un proceso “touchless” para formatear los documentos en PDF, la trazabilidad y el control del flujo de documentos.

Por admin