“Buscábamos una solución para gestionar y compartir el conocimiento” comenta Josep María Segura, director de sistemas organización y control del Grupo Gallo “y que además agilizara la comunicación interna de la compañía y permitiera que los equipos involucrados en proyectos concretos trabajen de forma más rápida y económica mediante mecanismos virtuales de trabajo en equipo, en cualquier momento, desde cualquier sitio y con cualquier dispositivo.”

En WebSphere encontramos la respuesta a nuestras necesidades: disponer de una plataforma estándar y escalable en base a nuestras necesidades,  integradora de nuestras aplicaciones de negocio y con funciones de colaboración muy potentes.

El proyecto, que comenzará a finales de enero, contará con los servicios de Sowre Consulting España para la implementación de las diferentes funcionalidades requeridas.

Conocimos Sowre sigue Segura hace 3 años, cuando en pleno proceso de implementación de SAP confiamos en ellos para soportar el outsourcing de las aplicaciones Cobol que utilizábamos en aquella época. Seguimos de cerca la evolución de Sowre viendo como progresivamente se iban especializando en soluciones de Portales J2EE, y hoy renovamos nuestra confianza para un proyecto estratégico para nuestro Grupo.

Acerca del Grupo Gallo

El Grupo Gallo, con capital exclusivamente español, lidera el mercado nacional de pastas alimenticias, con una cuota cercana al 50%. Además, posee una penetración del 92,5 por ciento en los hogares españoles.

Gallo facturó en el año 2000 163,62 millones de euros. Las exportaciones, a 35 países, alcanzaron la cifra de 11,07 millones de euros, un 13,7% de su producción.
El culto a la calidad es uno de los rasgos más característicos de la empresa, que destinó en el año 2000, 11,54 millones de euros a proyectos de I+D.

Gallo fue fundada en 1946 por José Espona, quien se hizo cargo de una pequeña fábrica de harinas para pan, que pronto amplió con la producción de harinas especiales para pastelería, churrería y para los fabricantes de pastas de Cataluña y Baleares.

Durante un viaje a Italia, comprobó que el secreto de pasta de calidad está en el Trigo duro y decidió, tras pedir los correspondientes permisos, convertirse, en 1956, en el primer fabricante de sémola de España.

El paso siguiente fue, lógicamente, elaborar pastas con trigo duro. Comienza, a partir de entonces, una época de expansión, consiguiendo que la marca Gallo esté presente en más de 100.000 puntos de venta de toda España.

En 1967 Pastas Gallo consigue hacerse con el liderazgo de ventas de pasta en España, posición que perdura desde entonces gracias a la constante evolución del Grupo, preparado, tecnológica y humanamente, a afrontar los nuevos retos que se le presentan día a día, abriéndose a nuevos mercados como el de los productos frescos, con la inauguración a medianos de enero de una nueva planta dedicada exclusivamente a la fabricación de pastas, salsas  y platos frescos.

El Grupo Gallo dispone de seis factorías repartidas por toda la geografía española, aunque su sede central se encuentra en Barcelona.

Por admin