Para los autores de este documento no cabe duda de que la facturación electrónica acabará imponiéndose como medio de facturación mayoritario entre empresas. Hoy por hoy existen diferentes formatos de e-factura que obedecen tanto a diferentes necesidades como a existencia de diferentes legislaciones al respecto incluso en el mismo seno de la Comunidad Europea.

La única respuesta posible a esta variedad consiste en contar con una solución de e-facturación que permita asumir la complejidad de crear e-facturas que cumplan con las regulaciones europeas aplicables y, al mismo tiempo, pueda distribuirlas en el formato preferido por cada cliente.

Eso es lo que anuncia poder hacer StreamServe EU-Invoicing, producto cuyas capacidades y funcionamiento describe este documento.

Por admin