Con “DOS”, los certificados se almacenan de manera centralizada y segura, evitando que los usuarios deban llevarlos encima en tokens o smartcards, con lo que se eliminan las gestiones administrativas y la inseguridad debidas a las pérdidas, los robos o el bloqueo de tarjetas y tokens. Además, permite el uso en movilidad, ya que el usuario puede acceder a su certificado desde cualquier PC que tenga instalado el software, sin importar cuál sea o dónde se encuentre, mientras tenga conexión online al servidor de autenticación.

El servidor de autenticación es el que se encarga de gestionar las peticiones de firma de los clientes, identificar a los usuarios que las realizan, autenticarlos y reenviar la petición al servidor de firma. Este servidor está desarrollado totalmente por VaniOs e integra distintos algoritmos biométricos y tecnologías de identificación, que permiten garantizar la identidad de los usuarios.

De cara a poder realizar los procesos de firma desde cualquier software que permita la utilización de certificados digitales, VaniOs ha desarrollado su propio proveedor de servicios criptográficos CSP, que está validado por Microsoft y, por tanto, integrado en el sistema operativo Windows.

La solución “DOS” hace uso de una base de datos en la que se almacenan los datos correspondientes a los usuarios. Se trata de una base de datos relacional, cuyo motor puede ser seleccionado por el cliente en función de sus necesidades y en la que la información relacionada con la huella del usuario o sus certificados se almacena encriptada de manera segura.

El servidor de firma es el que se encarga de realizar el cálculo de la firma solicitada por el cliente. En función del tipo de certificados utilizados, y el tipo de firma a realizar, los certificados pueden almacenarse, o bien en una base de datos relacional o bien en un dispositivo seguro de creación de firma como un HSM.

Por admin